lunes, 27 de febrero de 2012

Tortilla de patatas campera.

Aquí os traemos otra variante de la españolísima tortilla de patatas que anteriormente publicamos (la podéis ver aquí); en este caso le hemos añadido (bueno le ha añadido Raquel, que yo para las tortillas soy un poco negado) un par de verduras de la tierra, deseamos que os guste.

Ingredientes:
  • 4 huevos.
  • 2 patatas grandes.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pimiento rojo pequeño.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 calabacín.
  • 1/4 berenjena.
  • aceite de oliva.
  • sal.
Elaboración:
Cortamos y lavamos los pimientos, la berenjena, el calabacín, la cebolla y las patatas (éstas, las cortamos a dados y enjuagamos) y lo ponemos a freír en una sartén con abundante aceite de oliva, y en cuanto este frito, reservamos. 

Batimos los huevos con un poco de sal y cuando están bien batidos le añadimos (en el mismo cuenco donde están) las verduras fritas.

Vertemos la mezcla en una sartén antiadherente (a poder ser) con un poquito de aceite de oliva a fuego medio y dejamos que se cuaje el huevo.

Cuando tenemos la base de lo que va a ser nuestra tortilla cuajada (podremos deducirlo, además de por la textura, porque al sacudir cuidadosamente la sartén veremos que se mueve toda en una sola pieza), le damos la vuelta con ayuda de un plato dejándola que se termine de cuajar.

Cuando comprobemos que se ha cuajado a nuestro gusto, tendremos lista esta deliciosa tortilla campera.



Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

viernes, 24 de febrero de 2012

Muslos de pollo al horno.

Hoy traemos una sencillísima receta que se lleva haciendo en mi familia toda la vida y ahora la quiero compartir con todos vosotros.

Para elaborarla hemos utilizado bastante ingredientes del lote recibido de Carmencita (lo podéis ver aquí), ya que son productos de gran calidad.

Ingredientes:


Elaboración:
Pelamos los dos ajos y los ponemos en un mortero con un poco de pimienta negra en grano y un poco de sal  (para que no salten) y machacamos.

Añadimos un pellizco de romero, así como de tomillo y de perejil picado Carmencita y seguimos machacando el preparado.

Por último, para terminar nuestro aliño, añadimos un buen chorro de aceite de oliva, un vaso (de chupitos) de vino blanco de cocinar, un sobre de azafrán molido extra Carmencita ( conocido popularmente como "oro rojo", el azafrán procede de los estigmas de la flor Crocus Sativus, y para conseguir 1 Kg. de esta preciada especia es necesario recolectar más de 150.000 flores; teniendo en cuenta que tanto la recolección como el desbrizne de las flores se hace a mano, se puede entender que sea la especia más cara del mundo) y terminamos de llenar el mortero con agua.


Ponemos a calentar el horno a máxima potencia y en una bandeja para horno, colocamos los muslo de pollo, las patatas peladas y troceadas (las cortamos por la mitad cada patata o en más trozos si son muy grandes) y la manteca de cerdo (de esa que se vende congelada) a trocitos encima o junto al pollo y las patatas.

Antes de introducir la bandeja en el horno, rociamos todo con nuestro aliño y en caso de que no cubra toda la superficie de la bandeja le añadimos algo más de agua.


Introducimos en el horno a 180ºC durante 45 minutos o hasta que veamos que el pollo está hecho y las patatas doradas.

Tras estos sencillos pasos, tendremos listo este sencillo y rico plato.


Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

lunes, 20 de febrero de 2012

Merluza con patatas a la crema de bogavante y cigalas con toque de vino blanco Knorr.

Hoy traemos una rica receta que hemos elaborado partiendo de un producto de los recibidos recientemente en un lote de degustación por gentileza de Knorr (lo podéis ver aquí).

Ingredientes:

  • 2 filetes de merluza.
  • 1 patata.
  • mantequilla.
  • sal.
  • perejil picado.
  • crema de bogavante y cigalas con un toque de vino blanco Knorr.
  • 1 lámina de papel vegetal.

Elaboración:
Cocemos una patata pelada hasta que esté hecha al 60%, no nos interesa que se cueza demasiado ya que la terminaremos de hacer luego; y reservamos. 

Cocemos las gambas en abundante agua con un poco de sal y cuando estén cocidas las metemos en un cuenco con agua e hielo (para que se mantengas rígidas y turgentes) y reservamos.

Ahora vamos a asar la merluza; para ello utilizamos una sartén antiadherente (si se puede, pero no es necesario) y para que no se desmenuce el pescado, ni se pegue, lo envolvemos en papel vegetal y lo pasamos por la sartén sin aceite (sólo un poco de sal) por ambas caras; se hará perfectamente y además no se romperá.



En una sartén con un poco de mantequilla vamos a dorar las patatas cocidas, mientras ponemos a calentar la crema de bogavante y cigalas con un toque de vino blanco Knorr (creada por los chefs de Knorr con los mejores tomates y un sutil toque de vino blanco; su intenso sabor a bogabante se combina con el delicado gusto de las cigalas, creando una crema exquisita para todos los paladares) a la que añadimos las gambas cocidas (si queremos ya que se pueden dejar a parte). 



Ahora sólo queda emplatar, para ello colocamos la merluza en el plato y la bañamos con la crema y las gambas y acompañamos con la patata dorada (espolvoreada ligeramente con perejil picado).


Pronto pondremos nuevas recetas, deseamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

viernes, 17 de febrero de 2012

Hamburguesa casera.

La entrada de hoy es sobre todo, un reto personal; ya que hace ya algún tiempo atrás publiqué la entrada sobre una hamburguesa al estilo Foster´s Hollywood (la podéis ver aquí) y aunque la receta salió sensacional, recibí un comentario de un detractor "anónimo" quejándose de que la hamburguesa no era casera.

Pues bien, como lo prometido es deuda.... he tardado más tiempo de lo que hubiese deseado en publicarla pero al fin, aquí traigo mi hamburguesa casera (para que no se diga). Es todo eso por lo que esta entrada va dedica a aquel seguidor "anónimo". 

De paso aprovechamos la ocasión para usar los productos de genial lote recibido de Carmencita (lo podéis ver aquí). Esperamos que os guste.

Ingredientes:

  • 500gr. de carne picada de ternera.
  • 2 huevos.
  • 5 cucharadas soperas de pan rallado.
  • 1 cucharada sopera de sal de ajo Carmencita.
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • aceite de oliva.

Elaboración:
Ponemos la carne picada de ternera (aunque las podéis hacer con el tipo de carne que queráis) en un cuenco y amasamos hasta que formemos una masa homogénea.

Añadimos a la carne los huevos (sin batir) y los mezclamos con la carne amasando la mezcla.

Sumamos también a nuestro preparado una cucharada sopera de perejil picado y otra de sal de ajo Carmencita (de una calidad inmejorable); por cierto, ¿sabíais que la sal es uno de los condimentos usados desde más antiguamente, y su importancia para la vida del ser humano es tal que ha marcado el desarrollo de la Historia en algunos momentos?.....muy curioso.

El pan rallado lo vamos a ir añadiendo paulatinamente para evitar pasarnos, así que iremos añadiéndolo y amasando; si vemos que la masa necesita más pan rallado (porque aún se pega a las manos) le pondremos un poco más pero a mí me fue bien con las 5 cucharadas soperas.


Una vez que tenemos la masa de carne preparada, la dividimos en cuatro partes iguales haciendo una bola y colocamos cada una sobre un trozo de film transparente (o una tabla de cocina, por ejemplo) y la aplastamos dándole una forma redondeada, uniforme y el grosor deseado.


Echamos en una sartén un chorrito de aceite de oliva y cuando esté caliente marcamos las hamburguesas por las dos caras, para posteriormente dejarlas a fuego medio para que se hagan por dentro sin que pierdan el jugo y se sequen.


Ya sólo queda prepararlas al estilo que más os guste, nosotros optamos por la versión tradicional con queso, tomate, lechuga y cebolla a la plancha y la versión de queso de untar.



Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

martes, 14 de febrero de 2012

San Valentín 2012.

San Valentín era un sacerdote romano del s.III que celebraba matrimonios para jóvenes enamorados en secreto pues el emperador Claudio II lo había prohibido ya que consideraba que los solteros sin familia eran mejores soldados; por esto, el sacerdote cayó preso y posteriormente ejecutado quedando para la posteridad como el Patrón de los enamorados.

Pero antes de su muerte obró un milagro: devolvió la vista a una joven invidente la cual, a su muerte, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba, haciendo del almendro un icono del amor y la amistad duradera.


En España se empezó a celebrar este día a mediados del s. XX con la intención de incentivar la compra de regalos; así que, nuevamente nos vemos rodeados de corazones, rosas rojas, bombones, tartas con forma de corazón, etc, etc..... pero no os dejéis engañar únicamente por la locura consumista en la se ha transformado este bonito y romántico día.

Que predomine en este día la ilusión (como la que ponía aquel sacerdote romano del s.III uniendo a esas enamoradas parejas), en forma de detalles de cariño y amistad duradera porque el Dia de San Valentín deberíamos celebrarlo cada uno de los días del año con aquella persona que nos escucha, nos apoya, nos anima, nos inspira cada día, no sólo los 14 de Febrero.

¡Feliz día de San Valentín!.


Un saludo.

P.D.: Esta entrada va dedicada a la mujer que me aguanta y me sufre cada día (me refiero por supuesto a Raquel, mi mujer), que cada día en tu compañía sea un día de San Valentín. ;D

lunes, 13 de febrero de 2012

Palmeritas de San Valentín.

Hoy traemos una receta muy apropiada para las fechas que se avecinan, ya que mañana es el Dia de San Valentín y nos veremos rodeados de rosas rojas, corazones y demás....y qué mejor opción que tenerlos también en nuestra cocina y poder degustarlos.

Hay que decir que la receta es tan sencilla que la ha hecho casi en su totalidad mi sobrina Nerea, así que aprovechad la ocasión para dejar que los más peques de la casa os ayuden.

Ingredientes:
  • 1 lámina de hojaldre.
  • azúcar.
  • 1 tableta de chocolate blanco.
  • colorante alimenticio rojo.
  • una gotita de leche.
Elaboración:
Se coloca sobre la mesa una lámina de papel vegetal sobre la cual vamos a trabajar y se extiende sobre ella azúcar y  ponemos el horno a calentar a 200ºC.

Colocamos la lámina de hojaldre descongelada (en caso de que sea congelada) sobre el azúcar que hemos vertido y le echamos también azúcar por toda la superficie.

Amasamos con ayuda de un rodillo de cocina con el fin de extender la masa de hojaldre y para que el azúcar se vaya incrustando en el hojaldre; lo hacemos en todos los sentidos posibles.


Hacemos un primer doblez al hojaldre llevando los extremos laterales hacia el centro quedando unidos justo a mediación de la lámina.


Repetimos nuevamente haciendo otro doblez hacia el interior desde ambos lados.


Unimos los dos pliegues resultantes y le damos un poco de forma antes de ir cortando el hojaldre en porciones de un grosor aproximado al de un dedo (algo más de un centímetro).

Colocamos los trozos cortados sobre una lámina de papel vegetal que ponemos sobre la bandeja del horno dándoles un poco de forma de corazoncito e introducimos en el horno a 150ºC durante 15 minutos (o hasta que veamos que se empiezar a dorar).


Al cabo de ese tiempo, daremos la vuelta a las palmeritas para que se hagan por las dos caras por igual y dejaremos otros 15 minutos (o lo que haya tardado en hacerse la otra cara).

Una vez listas las palmeritas, las sacamos del horno y reservamos.


Ponemos a derretir una tableta de chocolate blanco con una gotita de leche (literalmente hablando) para que se vuelva un poco más líquido y le añadimos colorante alimenticio (lo podéis encontrar en supermercados varios) de color rojo y mezclamos bien para que el color sea uniforme; la cantidad del colorante la podéis consultar en el envase  (según indique el fabricante) o calcularla a ojo hasta alcanzar el tono deseado (como hice yo).

Listo el chocolate coloreado, pintamos las palmeritas con ayuda de una espátula o cuchara y dejamos que se solidifique y enfríe antes de comerlas.


Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

viernes, 10 de febrero de 2012

Champiñones al ajillo.

La receta de hoy es nuevamente sencilla de hacer y la podemos usar de acompañamiento de algún plato principal o como plato ligero; eso ya lo dejo a vuestra elección.

Ingredientes:
  • 500 gr. de champiñones frescos.
  • 2 ajos.
  • aceite de oliva.
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • sal.
  • orégano Carmencita.
Elaboración:
Pelamos, lavamos y troceamos (bien en láminas o en cuartos como opté yo en esta ocasión) los champiñones frescos.

Pelamos y picamos lo más finamente posible los ajos y los ponemos a dorar en una sartén con abundante aceite de oliva.

Antes de que los ajos se doren, le sumamos los champiñones y tapamos para que suelte jugo y se vayan haciendo.

En unos 5 minutos podremos ver como los champiñones han soltado su jugo y empiezan a cocerse; ponemos a fuego medio-alto y destapamos.

Añadimos sal (al gusto) y orégano Carmencita, caracterizado por su buen aroma y calidad (por cierto, el nombre de esta especie viene de los términos griegos "oros" y "ganos", que significan montaña y alegría; por lo que, la traducción sería "alegría del monte") y removemos para que se mezcle todo bien.

Cuando tengamos los champiñones casi listos y el caldo hirviendo, añadimos el vino blanco y dejamos a fuego vivo para que reduzca.

En pocos minutos tendremos listo este rico plato listo para emplatar.


Pronto pondremos nuevos platos, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

jueves, 9 de febrero de 2012

Cupido ya ha llegado.

Hola a todos.

Como ya habréis notado, Cupido ya ha llegado a mi blog; está cargando sus flechas y disparando a diestro y siniestro con motivo de la próxima celebración del Día de San Valentín.

Si queréis colocar un Cupido decorativo en vuestro blog (a mí me ha resultado una idea muy simpática) podéis hacer como yo: pasaros por Ciudad Blogger y allí encontraréis la forma de hacerlo.


Está perfectamente explicado y os aseguro que es bastante rápido y sencillo de hacer (hasta yo lo he podido hacer).

De paso, aprovecho la ocasión para mencionan la estupenda labor de esta fantástica página donde encontraréis muchísimos trucos y tutoriales para personalizar vuestros blogs.

Un saludo.

lunes, 6 de febrero de 2012

Empanadillas criollas.

Hoy traemos una receta internacional, nos encanta probar (siempre que tenemos la oportunidad) algún plato típico de otros países o regiones ya que consideramos que la gastronomía es un arte mundial que debemos de compartir. Así que hoy: ¡va por ti, Argentina!.

Ingredientes:
  • 200 gr. de carne de ternera picada.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/4 de pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 2 huevos.
  • aceite de oliva.
  • aceitunas verdes deshuesadas.
  • sal.
  • 1 cucharada sopera de pimentón rojo dulce.
  • 1 cucharada (de café) de bovril.
  • 16 obleas para empanadillas.
Elaboración:
Lavamos y picamos finamente la cebolla, el pimiento verde y el pimiento rojo y las ponemos a pochar en una sartén con abundante aceite de oliva.

Una vez tenemos las verduras doraditas, añadimos la carne picada de ternera (aunque también podéis usar carne de cerdo o de pollo, lo dejo a vuestro gusto) y salpimentamos.

Cuando la carne este casi lista, añadimos una cucharada sopera de pimentón rojo dulce (si lo preferís, podéis usar pimentón rojo picante) y una cucharada (de café) de extracto de carne (bovril) y removemos hasta que se mezcle todo bien y se termine de hacer la carne; una vez lista, apartamos del fuego y reservamos.

Ponemos uno de los huevos a cocer en abundante agua y cuando se haya cocido, lo pelamos y picamos finamente junto con las aceitunas verdes.

Añadimos las aceitunas y el huevo picado al relleno de las empanadillas y removemos hasta que quede una mezcla homogénea.


En una bandeja del horno y sobre una lámina de papel vegetal, rellenamos cada una de las obleas para empanadillas (en mi caso he usado las de La Cocinera, así que me bastaba con algo más de media cucharada) con ayuda de una cuchara sopera; dependiendo del tamaño de la oblea pondréis más cantidad de relleno o menos.

Una vez que tenemos el relleno sobre la oblea, la cerramos cuidadosamente por la mitad juntando los extremos y formando una media luna; para que no se abra en la cocción, vamos plegando el borde empezando por los extremos y haciendo como pequeños pellizcos hacia en interior de la empanadilla formando una especie de trencita.


Ponemos el horno a calentar a 200ºC.

Batimos el otro huevo y pintamos las empanadillas para posteriormente introducirlas en el horno a 180ºC durante 15 minutos aproximadamente o hasta que veamos que se doran.

Tras estos sencillos pasos tendremos listas nuestras ricas empanadillas criollas para el deleite de nuestros comensales.


Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo. 

sábado, 4 de febrero de 2012

Productos Knorr.

Acabamos de recibir este fantástico lote de productos compuesto por un pack de Cacitos de Caldo de Pollo, un brick de Crema de Bogavante y Cigalas con un toque de vino blanco, un brick de Sopa de Pollo y otro de Crema de Hortalizas al Queso Beaufort con trocitos de castaña, por gentileza de Knorr.


En Knorr seleccionan los ingredientes de mejor calidad, los cuales combinan sus chefs para obtener un mejor sabor.

Además, en Knorr ponen especial énfasis en la naturalidad de sus ingredientes, por ello todos los ingredientes que utilizar como vegetales son madurados al sol y cosechados en temporada para lograr que desarrollen todo su sabor y obtengan el mejor nivel posible de nutrientes; reduciendo, en la medida de lo posible, el uso de aditivos, el contenido de sodio y el uso de conservantes y colorantes artificiales en los productos.

Así que ahora sólo queda hacer alguna que otra receta con estos sensacionales productos y compartirlas con todos vosotros.

Un saludo.

viernes, 3 de febrero de 2012

Cóctel de aguacates con gambas y manzana.

Hoy queremos compartir con vosotros esta receta sana y nutritiva, apropiada para entrante de una cena o reunión o para una cena rápida.

Ingredientes:
  • 2 aguacates maduros.
  • 100 gr. de gambas peladas.
  • 50 gr. de lechuga.
  • 100 gr. de manzana.
  • 2 cucharadas soperas de mahonesa.
  • 1 cucharada sopera de tomate ketchup.
  • 1 cucharada sopera de mostaza.
  • sal.
Elaboración:
Cortamos los aguacates por la mitad, los deshuesamos, conservamos las cáscaras y machacamos la carne del aguacate con ayuda de un tenedor (o con una batidora si lo queréis mas pasaditos).

Ponemos las gambas a cocer en abundante agua con un poco de sal; en el momento que empiece a hervir, mantenemos un par de minutos y las sacamos echándolas en un cuenco con agua e hielo (para que enfrien y  se mantengan duras y tersas) otro par de minutos y reservamos.

Cortamos la lechuga lo más finamente que podamos, la lavamos y escurrimos y reservamos.

Pelamos y cortamos a daditos (también lo más pequeño posible) la manzana y reservamos.

Mezclamos en un cuenco el aguacate machacado, la lechuga, las gambas y la manzana y añadimos la mahonesa, el tomate ketchup y la mostaza; salamos al gusto y removemos muy bien hasta que quede una mezcla homogénea.

Para poder emplatar vamos a usar las pieles de los aguacates que teníamos reservadas, así que las rellenamos con nuestra mezcla elaborada y listo para servir.

 
Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os guste y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Viaje a Tailandia (Capítulo 5: Ayutthaya - Phitsanulok).

 En esta nueva jornada en tierras tailandesas nos disponemos a conocer la encantadora cuidad de Ayutthaya, cosa que se puede hacer en un sólo día si os movéis en tuk-tuk (como hicimos nosotros) ya que es lo más rápido y negociando un poco (como siempre) lo conseguiréis por un módico precio.

video

Me gustaría destacar el Templo de Wat Yai Cha Mongkol (con su conocido enorme buda reclinado tapado con el manto amarillo) donde podréis acceder por 20 TBH, muy interesante.


Es normal que os crucéis con multitud de turistas de todos los rincones del mundo visitando maravillas de esta bonita localidad como la famosa cabeza del buda incrustada en el tronco de un árbol (por ejemplo) donde es importante que sepáis que si os fotrografiáis deberéis de hacerlo estando siempre por debajo de la altura de la cabeza del buda (o en su defecto a la misma altura, pero nunca de pie) por cuestión de respeto hacia sus costumbres....

Foto de Sergio.

Foto de Sergio.

.....u otros mil y un detalles que esconde cada rincón de Ayutthaya.


Por cierto, nos quedamos maravillados viendo como dos niños locales se lo pasaban de fábula mientras jugaban con una cuerda sobre un barrizal (instantánea captada excepcionalmente por Sergio); os aseguro que me quedé con las ganas de jugar un rato con ellos jejeje.


Foto de Sergio.

Al mediodía llegó el momento de despedirnos de nuestro mágico lugar de alojamiento (os recuerdo que era el Baifern Homestay) donde no sólo dejábamos un lugar de ensueño sino que también a un grupo de personas (las cuales conocíamos de apenas unas decenas de horas) que había calado hondo en nuestros corazones y nunca olvidaremos.

Foto de Sergio.

Seguidamente nos pusimos en camino hacia la Estación de tren (situada al este del pueblo) donde por 245 TBH por persona compramos el billete hacia nuestro siguiente destino, Phitsanulok; realmente no es un tren de lujo pero se puede viajar en él perfectamente.





Foto de Sergio.

Foto de Sergio.

Foto de Sergio.

El viaje tardaba unas 5 horas aproximadamente aunque en esta ocasión, debido a las inundaciones que estaba sufriendo el país en estas fechas, nuestra aventura duró algo más de 7 horas ya que el agua impedía el avance del tren (por suerte, todo quedó en otra anécdota del viaje).

video


Una vez llegamos a nuestro destino, Phitsanulok, nos hospedamos en el Ayara Grand Palace Hotel donde conseguimos reservar una habitación doble superior con régimen de alojamiento y desayuno por unos 1.550 TBH por habitación , precioso y moderno hotel.



Ya sólo nos quedaba descansar un poco (después de esta gran jornada) para proseguir nuestro viaje a la mañana siguiente.

Un saludo.
Subir a Inicio