miércoles, 1 de febrero de 2012

Viaje a Tailandia (Capítulo 5: Ayutthaya - Phitsanulok).

 En esta nueva jornada en tierras tailandesas nos disponemos a conocer la encantadora cuidad de Ayutthaya, cosa que se puede hacer en un sólo día si os movéis en tuk-tuk (como hicimos nosotros) ya que es lo más rápido y negociando un poco (como siempre) lo conseguiréis por un módico precio.

video

Me gustaría destacar el Templo de Wat Yai Cha Mongkol (con su conocido enorme buda reclinado tapado con el manto amarillo) donde podréis acceder por 20 TBH, muy interesante.


Es normal que os crucéis con multitud de turistas de todos los rincones del mundo visitando maravillas de esta bonita localidad como la famosa cabeza del buda incrustada en el tronco de un árbol (por ejemplo) donde es importante que sepáis que si os fotrografiáis deberéis de hacerlo estando siempre por debajo de la altura de la cabeza del buda (o en su defecto a la misma altura, pero nunca de pie) por cuestión de respeto hacia sus costumbres....

Foto de Sergio.

Foto de Sergio.

.....u otros mil y un detalles que esconde cada rincón de Ayutthaya.


Por cierto, nos quedamos maravillados viendo como dos niños locales se lo pasaban de fábula mientras jugaban con una cuerda sobre un barrizal (instantánea captada excepcionalmente por Sergio); os aseguro que me quedé con las ganas de jugar un rato con ellos jejeje.


Foto de Sergio.

Al mediodía llegó el momento de despedirnos de nuestro mágico lugar de alojamiento (os recuerdo que era el Baifern Homestay) donde no sólo dejábamos un lugar de ensueño sino que también a un grupo de personas (las cuales conocíamos de apenas unas decenas de horas) que había calado hondo en nuestros corazones y nunca olvidaremos.

Foto de Sergio.

Seguidamente nos pusimos en camino hacia la Estación de tren (situada al este del pueblo) donde por 245 TBH por persona compramos el billete hacia nuestro siguiente destino, Phitsanulok; realmente no es un tren de lujo pero se puede viajar en él perfectamente.





Foto de Sergio.

Foto de Sergio.

Foto de Sergio.

El viaje tardaba unas 5 horas aproximadamente aunque en esta ocasión, debido a las inundaciones que estaba sufriendo el país en estas fechas, nuestra aventura duró algo más de 7 horas ya que el agua impedía el avance del tren (por suerte, todo quedó en otra anécdota del viaje).

video


Una vez llegamos a nuestro destino, Phitsanulok, nos hospedamos en el Ayara Grand Palace Hotel donde conseguimos reservar una habitación doble superior con régimen de alojamiento y desayuno por unos 1.550 TBH por habitación , precioso y moderno hotel.



Ya sólo nos quedaba descansar un poco (después de esta gran jornada) para proseguir nuestro viaje a la mañana siguiente.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subir a Inicio