lunes, 14 de mayo de 2012

Buñuelos caseros.

Hoy queremos compartir una receta-colaboración, ya que la ha aportado Fina a nuestro blog; espero que os guste tanto como a nosotros nos gustó poder ver como la hizo y degustar el excepcional resultado.

Ingredientes:
  • 1 y 3/4 l. de agua templada.
  • 2 kg. de harina.
  • 40 gr. de levadura.
  • anís o matalauva.
  • 4 cucharadas soperas de sal.
  • aceite de oliva virgen.
  • piel de 1 limón.
Elaboración:
En una tina de barro se pone la mitad de la harina mezclada con la levadura y se le añade 1/2 litro de agua templada mezclándolo todo bien (iremos mojándonos las manos en el agua restante para poder amasar sin que se nos pegue mucho la masa).


Cuando veamos que la masa se va volviendo homogénea, le añadimos el anís (o matalauva)y la sal, mezclamos y seguidamente añadimos paulatinamente el resto de harina y de agua (seguimos mojándonos las manos para facilitar el amasamiento); tendremos la masa lista cuando la masa haya alcanzado una textura uniforme y no se nos pegue a la masa al tocarla.




Dejamos reposar la masa resultante unos 40 minutos para que la levadura haga su efecto; para ello, la tapamos con algunos trapos o incluso una toalla (para que no pierda la temperatura y pueda subir).



Ponemos a calentar abundante aceite de oliva virgen en una sartén profunda con la piel de limón (la cual dejará un agradable sabor al aceite y nos indicará cuando esté bien caliente); no olvidéis que los buñuelos absorberán mucho aceite, así que tendréis que ser generosos con el aceite.


Para empezar a freír los buñuelos es importantísimo que el aceite esté bien caliente (lo cual podremos ver con la piel del limón, que la retiraremos antes de echar la masa de los buñuelos); de lo contrario, cuando los echemos en la sartén se hundirán en lugar de flotar y no se harán bien.

Para darle forma a los buñuelos, se hace una pequeña bolita de masa y con las manos haremos un agujerito en medio para darle la forma deseada (como podéis ver en el siguiente vídeo).

video

Los buñuelos han de hacerse por ambas caras, así que, cuando se doren por la parte de abajo les daremos la vuelta con ayuda de un palillo de madera u otro utensilio que tengáis a mano.


En poco tiempo tendréis listos vuestros buñuelos; ahora sólo queda disfrutarlos con un poco de azúcar, con una taza de chocolate caliento o con lo que más os guste.



Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

2 comentarios:

  1. Adrian, muy buena receta de Buñuelos caseros, aunque la masa es bien distinta a la receta de Buñuelos dulces que hago, pues la masa es mucho mas liquida, me ha gustado mucho esta opcion para poder realizar unos buñuelos distintos a los que hago siempre.

    Me ha gustado mucho tu blog, es excelente, felicitaciones!!!

    Soy Cata tengo el Blog de recetas de cocina faciles, que me gustaria visites. Espero te guste y puedas agregarlo a tu lista de sitios de interes.

    Desde ya quedo muy agradecida y espero tus comentarios.

    saludos Cata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cata.
      Te damos la bienvenida al blog y nos alegramos de que te haya gustado esta receta; te invitamos a que te pases por aquí cada vez que quieras y que colabores con nosotros ofreciéndonos tu opinión.
      Me voy de inmediato a ver tu blog y esa receta de buñuelos tuya. ;D
      Un saludo.

      Eliminar

Subir a Inicio