lunes, 28 de mayo de 2012

Chuleta de aguja con salsa de mostaza.

Hoy traemos otra sencilla receta al alcance de todos los cocinillas, es sencilla y deliciosa y quedaréis muy bien ya que no es un plato habitual y diferente.

Ingredientes:

  • 2 chuletas de aguja de cerdo.
  • 1/4 de cebolla.
  • 200 ml. de nata de cocinar.
  • 2 cucharadas de café de mostaza.
  • aceite de oliva virgen.
  • sal.


Elaboración:
Marcamos las chuletas de aguja de cerdo en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen; para ello ponemos la sartén a fuego fuerte y cuando esté bien caliente añadimos la carne para que se marque y una vez marcada por ambas caras, bajamos el fuego a intensidad media y la dejamos unos 5 minutos por cada lado para que se haga por dentro sin que pierda su jugo.


Una vez marcada la carne, la reservamos; y en la misma sartén añadimos otro chorrito de aceite de oliva virgen y doramos la cebolla previamente troceada.


Cuando tengamos la cebolla dorada, añadimos la nata, la mostaza y una pizca de sal y cuando lo mezclemos todo bien le añadimos las chuletas.


Dejamos que se caliente lo justo para que la salsa se espese y listo.


Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

viernes, 25 de mayo de 2012

Arroz meloso con Caldos Aneto.

Aprovechando el genial lote recibido de Caldos Aneto (el cual, podéis ver aquí), hemos optado por hacer este fácil y delicioso plato; a ver qué os parece.

Ingredientes:

  • 500 ml. de Caldo para paella Aneto.
  • 1 muslo de pollo.
  • 100 gr. de guisantes.
  • arroz redondo.
  • aceite de oliva virgen.
  • sal.
  • pimienta.


Elaboración:
En una sartén antiadherente con un chorrito de aceite ponemos a dorar el muslo de pollo previamente salpimentado. 

Cuando esté dorado el muslo de pollo, reservamos y añadimos a la sartén el arroz redondo (yo suelo echar más o menos 1 puñado y medio o dos por cabeza, según los comensales) y sofreimos.

Cuando el arroz esté sofrito, añadimos el Caldo para paellas Aneto (sofrito en aceite de oliva y a fuego muy lento con cebollas, tomates y ajos, sazonados con pimentón y un toque de azafrán; le añaden las mejores carnes siguiendo su cocción suave durante más de 2 horas, añadiéndole poco a poco el caldo de pollo) y los guisantes, dejándolo que rompa a hervir. 


Cuando empiece a hervir añadimos el muslo de pollo reservado y dejamos a fuego medio unos 25 minutos o hasta que el caldo se haya consumido parcialmente ya que eso lo haréis a vuestro gusto; pasado ese tiempo tendremos listo nuestro delicioso arroz meloso, ahora sólo falta disfrutarlo.


Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os guste y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

lunes, 21 de mayo de 2012

Sushi casero.

Para esta ocasión hemos querido compartir con vosotros una receta internacional y ¿qué mejor ejemplo que un plato de sushi maki y sishu nigiri?, pero no el típico sushi con pescado, sino sólo con verduras y tortilla por si acaso no sois de pescado crudo; espero que lo disfrutéis tanto como nosotros.

Ingredientes:

  • 2 vasos arroz redondo.
  • 2 láminas de alga nori.
  • 1 aguacate pequeño.
  • 4 palitos de mar.
  • 1 zanahoria.
  • 6 pepinillos en vinagre.
  • 2 huevos.
  • aceite de oliva virgen.
  • sal.
  • salsa de soja.
  • wasabi.
  • 4 cucharadas soperas de vinagre de arroz (o de manzana).
  • 2 cucharadas soperas de azúcar.
  • 1 cucharada sopera de sal.


Elaboración:
Lo primero de todo es quitar el almidón al arroz (en caso de que no sea arroz gohan, que sería el ideal, como es  mi caso) para preparar nuestro arroz gohan; para ello, ponemos el arroz en un escurridor o colador y lo vamos sumergiendo en un cuenco con agua limpia (podremos ver como el agua se pone turbia al sumergirlo).....




......repetiremos el proceso tantas veces como haga falta hasta que al sumergir el arroz el agua siga limpia (en mi caso fueron 8 veces).

Una vez tenemos el arroz limpio de almidón y escurrido, lo ponemos en un cazo con tres vasos de agua y tapamos (sería ideal que la tapa sea transparente ya que no podremos destaparlo en el proceso de cocción);   
lo hervimos durante 15 minutos y pasado el tiempo, lo reservamos otros 15 minutos sin destapar.

Ahora toca preparar el sushizu, para ello ponemos a hervir el vinagre de manzana (aunque lo suyo sería usar vinagre de arroz con dos cucharadas de azúcar y otra de sal; removemos sin parar hasta que se disuelva todo y reservamos.




Una vez pasado los 15 minutos de reposo del arroz, lo extendemos en una bandeja y rociamos el sushizu mezclándolo con todo el arroz a la vez que abanicamos para que se enfríe, con esto conseguiremos que nuestro arroz obtenga la textura pringosa y el brillo típios del arroz para sushi.


Mientras dejamos reposar y enfriar el arroz, prepararemos el resto de ingredientes; preparamos con los huevos, un pellizco de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen (como podéis ver en ésta entrada publicada anteriormente) una tortilla francesa y la hacemos cuadraditos (con los filos hacemos tiras).


Con el resto de los ingredientes (zanahoria, pepinillos, palitos de mar y aguacate) hacemos bastoncitos en la medida de lo posible.


Para hacer el rollo de sushi maki, colocamos una esterilla, sobre ella una lámina de film transparente de cocina y una lámina de alga nori con la parte brillante hacia abajo y las líneas que dibuja la misma lámina en el mismo sentido que las líneas de la esterilla como podéis ver en la foto.


Sobre la lámina de alga nori, extendemos una fina capa de arroz gohan con las manos (para que no se nos pegue, iremos mojando repetidamente las manos en agua), dejando sin cubrir al final de la misma una línea de un dedo de grosor para facilitar el posterior cierre y haciendo un surco con el dedo en la parte opuesta.


Seguidamente colocamos sobre ese surco (de esa manera no se moverán al enrollarlo) los ingredientes que deseemos para este rollo de sushi maki con un poco de wasabi (el que se atreva, yo lo omití) y lo enrollaremos cuidadosamente y haciendo presión para que quede bien compactado; al final, humedecemos con el dedo mojado la lámina de alga nori para facilitar el pegado.



Una vez enrollado, usamos un cuchillo bien afilado y mojado para cortar el rollo de sushi maki por la mitad y así sucesivamente hasta obtener el tamaño deseado ya que os recuerdo que se suele comer de un sólo bocado.


Para hacer el sushi nigiri, cogemos pequeñas pelotitas de arroz con las manos mojadas y le damos forma rectangular compactándolo y encima ponemos lo que nos apetezca; en este caso usamos los cuadraditos de tortilla, pepinillos, palitos de mar y aguacate.


Ya tenemos listo nuestro plato de sushi japonés, ahora sólo queda disfrutarlo y para ello, lo acompañaremos de un poco de salsa de soja con una puntita de wasabi (tenéis que tener cuidado ya que es muy fuerte) disuelto.


Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

domingo, 20 de mayo de 2012

Ahora te toca a tí.

Aquí  os dejo una iniciativa de la ONG Colabora Birmania, la cual consiguió que los niños diseñaran una aplicación para poder mejorar sus condiciones de vida......sólo puedo decir que el vídeo no tiene desperdicio, ¡ojalá consigan su objetivo!.



Un saludo.

lunes, 14 de mayo de 2012

Buñuelos caseros.

Hoy queremos compartir una receta-colaboración, ya que la ha aportado Fina a nuestro blog; espero que os guste tanto como a nosotros nos gustó poder ver como la hizo y degustar el excepcional resultado.

Ingredientes:
  • 1 y 3/4 l. de agua templada.
  • 2 kg. de harina.
  • 40 gr. de levadura.
  • anís o matalauva.
  • 4 cucharadas soperas de sal.
  • aceite de oliva virgen.
  • piel de 1 limón.
Elaboración:
En una tina de barro se pone la mitad de la harina mezclada con la levadura y se le añade 1/2 litro de agua templada mezclándolo todo bien (iremos mojándonos las manos en el agua restante para poder amasar sin que se nos pegue mucho la masa).


Cuando veamos que la masa se va volviendo homogénea, le añadimos el anís (o matalauva)y la sal, mezclamos y seguidamente añadimos paulatinamente el resto de harina y de agua (seguimos mojándonos las manos para facilitar el amasamiento); tendremos la masa lista cuando la masa haya alcanzado una textura uniforme y no se nos pegue a la masa al tocarla.




Dejamos reposar la masa resultante unos 40 minutos para que la levadura haga su efecto; para ello, la tapamos con algunos trapos o incluso una toalla (para que no pierda la temperatura y pueda subir).



Ponemos a calentar abundante aceite de oliva virgen en una sartén profunda con la piel de limón (la cual dejará un agradable sabor al aceite y nos indicará cuando esté bien caliente); no olvidéis que los buñuelos absorberán mucho aceite, así que tendréis que ser generosos con el aceite.


Para empezar a freír los buñuelos es importantísimo que el aceite esté bien caliente (lo cual podremos ver con la piel del limón, que la retiraremos antes de echar la masa de los buñuelos); de lo contrario, cuando los echemos en la sartén se hundirán en lugar de flotar y no se harán bien.

Para darle forma a los buñuelos, se hace una pequeña bolita de masa y con las manos haremos un agujerito en medio para darle la forma deseada (como podéis ver en el siguiente vídeo).

video

Los buñuelos han de hacerse por ambas caras, así que, cuando se doren por la parte de abajo les daremos la vuelta con ayuda de un palillo de madera u otro utensilio que tengáis a mano.


En poco tiempo tendréis listos vuestros buñuelos; ahora sólo queda disfrutarlos con un poco de azúcar, con una taza de chocolate caliento o con lo que más os guste.



Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo.

domingo, 6 de mayo de 2012

Bizcocho casero.

Creo que esta receta nos viene como anillo al dedo para celebrar el Día de la Madre ya que no se me ocurrió algo más dulce y tierno que un bizcocho para este día tan especial, así que aprovechamos la ocasión para decirles: ¡felicidades! a todas las madres.

Ya hemos presentado anteriormente algún bizcocho que otro, como el de nueces a los dos chocolates (lo podéis ver aquí); pero ahora queríamos hacerlo lo más esponjoso posible y este es el que más nos ha gustado, esperamos que os guste.

Ingredientes:
  • 1 yogur de limón.
  • 1 medida (de yogur) de aceite de girasol.
  • 2 medidas de azúcar.
  • 3 medidas de harina.
  • ralladura de 1 limón.
  • zumo de 1 limón.
  • mantequilla.
  • 4 huevos.
  • 1 sobre de levadura.

Elaboración:
En un recipiente amplio echamos los huevos con el yogur de limón y batimos añadiéndole el azúcar poco a poco para que se vaya deshaciendo.

Añadimos el aceite de girasol (usamos este porque es más suave que el de oliva) junto al zumo y la ralladura de limón y seguimos batiéndolo.

Ponemos el horno a calentar a máxima potencia y en un recipiente aparte mezclamos la harina con la levadura.


Sumamos paulatimamente la harina a nuestro preparado mezclándola muy bien para que no queden grumos y vertemos la masa obtenida sobre un molde para bizcochos (no olvidéis untarlo previamente con mantequilla) e introducimos en el horno a 150ºC durante 1 hora o hasta que veamos que se ha dorado y que al pincharlo, el pincho (o lo que se use) salga limpio.


Con estos sencillos pasos tendremos listos nuestro tierno y rico bizcocho casero.



Pronto pondremos nuevas recetas, esperamos que os gusten y os animéis a hacerlas.

Un saludo. 

jueves, 3 de mayo de 2012

World Press Photo 12.

Aprovechando nuestro paso por la cuidad de Madrid el pasado puente de Mayo para hacer una visita a nuestros amigos Najib y Soraya; tuvimos el placer de ver la exposición fotográfica World Press Photo 12, expuesta en el Centro Cultural Mocloa (Plaza de Moncloa, 1; Madrid).


Esta exposición, considerada el mayor evento fotoperiodístico, permanecerá en la capital española desde el 27 de Abril hasta el 17 de Mayo y nos ofrece diversos talleres e instantáneas impactantes, sobrecogedoras ..... que llegarán a transmitiros todo tipo de sensaciones como admiración, estremecimiento, temor...., sobre lo acaecido a nivel mundial en este último año; ya que como afirma Aidan Sullivan (Presidente del jurado 2012): "...ha sido un buen año, un año trascendental, lleno de tragedias y turbulencias, tanto naturales como provocadas por el hombre, un año importante en muchos sentidos".

No dejéis pasar la oportunidad de presenciar esta fantástica exposición de entrada gratuita que os regalará una maravillosa selección de imágenes entre la que destaca claramente la plasmada por el español Samuel Aranda (foto ganadora del W.P.P. 2012) que no tiene desperdicio.

Un saludo.   
Subir a Inicio